Se puede…

18623200_1528922543793746_8382608851425643379_o

Anuncios

SANT JORDI

 

FB_IMG_1491509248411

¡De que callada manera
se me adentra usted sonriendo,
como si fuera la primavera !
(Yo, muriendo.)

 

Y de que modo sutil
me derramó en la camisa
todas las flores de abril

 

¿Quién le dijo que yo era
risa siempre, nunca llanto,
como si fuera
la primavera?
(No soy tanto.)

 

En cambio, ¡Qué espiritual
que usted me brinde una rosa
de su rosal principal!

 

De que callada manera
se me adentra usted sonriendo,
como si fuera la primavera
(Yo, muriendo.)

Pabló Milanés Canción (Poema De qué callada manera Autor: Nicolás Guillén)

 

Poema XVII- Neruda

Pensando, enredando sombras en la profunda soledad.
Tú también estás lejos, ah más lejos que nadie.
Pensando, soltando pájaros, desvaneciendo imágenes,
enterrando lámparas.

Campanario de brumas, qué lejos, allá arriba!
Ahogando lamentos, moliendo esperanzas sombrías,
molinero taciturno,
se te viene de bruces la noche, lejos de la ciudad.

Tu presencia es ajena, extraña a mí como una cosa.
Pienso, camino largamente, mi vida antes de ti.
Mi vida antes de nadie, mi áspera vida.
El grito frente al mar, entre las piedras,
corriendo libre, loco, en el vaho del mar.
La furia triste, el grito, la soledad del mar.
Desbocado, violento, estirado hacia el cielo.

Tú, mujer, qué eras allí, qué raya, qué varilla
de ese abanico inmenso? Estabas lejos como ahora.
Incendio en el bosque! Arde en cruces azules.
Arde, arde, llamea, chispea en árboles de luz.
Se derrumba, crepita. Incendio. Incendio.
Y mi alma baila herida de virutas de fuego.
Quien llama? Qué silencio poblado de ecos?
Hora de la nostalgia, hora de la alegría, hora de la soledad,
hora mía entre todas!

Bocina en que el viento pasa cantando.
Tanta pasión de llanto anudada a mi cuerpo.
Sacudida de todas las raíces,
asalto de todas las olas!
Rodaba, alegre, triste, interminable, mi alma.

Pensando, enterrando lámparas en la profunda soledad.
Quién eres tú, quién eres?
14714988_1292193440799992_1323716967762778330_o

Marcharte lejos de mí

El pulso del corazón me late

en centímetros,

y cuenta la distancia

desde cualquier punto geográfico

hasta el beso de tu boca.

Por eso, no se te ocurra jamás,

nunca, por nada,

marcharte lejos de mí.

El pulso de mi corazón

habría de calcular

los km exactos que nos separan,

y se volvería loco de ausencia.

Y créeme que lo sé,

porque cada vez que te vas

se me paran los latidos

y el mundo,

y te extraño como si fueras tú

quien diera cuerda a mi vida.

Y tengo que hacerme la valiente,

y repetirme que, por supuesto,

no me voy a morir sin ti;

mientras siento

que de verdad muero

si no llegas”.

Irela Perea

DISLEXIA

Diagnóstico
“Para poder diagnosticar la dislexia, el niño debe de tener un retraso de la lectura de al menos dos años o situarse en 1,5 desviaciones típicas por debajo de la media en las pruebas de lectoescritura. Su cociente intelectual tiene que encontrarse dentro del rango de la normalidad, nunca por debajo de 80, y descartar que no haya otros problemas, como, por ejemplo, un déficit de atención”, hay unos signos de alarma que pueden poner en sobre aviso de que algo pasa.
Así, si un niño invierte los números y las letras, comete rotaciones y confunde las letras b-d y p-q, tiene muchos problemas en la asociación del fonema con el grafema, es decir no llega asociar cada letra con su sonido, le cuesta realizar ejercicios de conciencia fonológica, no es capaz de separar las sílabas: a-be-ja, se salta de forma habitual renglones cuando lee en voz alta, inventa un número elevado de palabras y tiene verdadera aversión a leer y a escribir hay que pedir ayuda porque puede tener dislexia.

Dificultad, no impedimento
Su nombre oficial: trastorno del aprendizaje de la lectura y de la escritura.
Es una variación en la capacidad innata para adquirir este sistema (lectura y escritura) que no es connatural al humano, como es el lenguaje hablado. Una persona puede tener más o menos capacidad para descubrir y automatizar la lectura y la escritura, como se puede tener más o menos capacidad para tocar la guitarra o para la danza, pero esto no quiere decir que no pueda llegar a leer o a escribir. Lo tienen más difícil que otros niños que leen ya en Infantil, pero acaban aprendiendo a leer”.
Para empezar a leer se tienen que dar tres requisitos: dominar bien la lengua oral (que no está madura hasta los seis años), trabajar la metacognición del lenguaje oral y saber que las palabras se descomponen en sílabas, las sílabas en sonidos y conocer su relación con la grafía. Cuando el niño domina su lenguaje oral le resulta más fácil leer y escribir.
Lo que les pasa a los niños con dificultades para adquirir la lectura y la escritura es que cuando leen no lo hacen automáticamente ni de forma placentera. Aprenden a leer, pero con más trabajo y lentitud. Adquieren un nivel de lectura útil para desenvolverse en la vida, pero no se aficionan al placer de la lectura”.
Una cosa que deja tranquilos a los especialistas es que en los niños que tienen dificultad para adquirir la lectoescritura no existe ninguna lesión cerebral. “No se ha determinado ninguna anomalía cerebral que se corresponda a los problemas del aprendizaje de la lectura. Si ocurriera esto, la esperanza para poder solventar estos problemas sería nula y sabemos que con la dirección adecuada, el niño acaba leyendo. Si hubiera un impedimento anatómico sería mucho más complicado.
Una vez que ya se ha detectado el problema se deben establecer pautas para mejorar la lectoescritura: acompañar a los niños que tienen problemas para leer con ejercicios específicos les ayuda a mejorar su lectura; grabarle de vez en cuando para que se escuche cuando lee y, de esta forma, aumentar su motivación hacia la lectura. Si omite alguna palabra o vemos que con alguna tiene más dificultades o se la salta, le pediremos que lea en voz baja, que detecte esa palabra y posteriormente que la escriba en su cuaderno y la lea varias veces para que adquiera habilidad articulatoria y le pierda miedo.
Hay que animar a que los niños lean y para esto no hay mejor ejemplo que el que le puedan dar sus padres. Y para hacerle atractiva la lectura, en un primer momento hay que leerle y una vez que está interesante la historia hay que dejarle que siga por sí mismo.
Los niños con dislexia suelen ser muy conscientes de sus dificultades. Normalmente, tienen una autoestima baja y necesitan mucha motivación y refuerzo positivo. Los adultos del entorno del niño son los responsables de llevar a la práctica en el aula, las pautas a tener en cuenta. También es responsabilidad del adulto crear un buen ambiente y una actitud positiva ante el compañero que presenta dificultades lectoescritoras.
Para que sigan mejor las clases, se recomienda que los alumnos con problemas para la lectura y la escritura se sitúen en las primeras filas, cerca del profesor y de la pizarra.
Desde hace unos años, en las aulas se siguen unas pautas para la evaluación de los alumnos con dislexia, que se aplican en los exámenes y en otras herramientas para la evaluación de los conocimientos adquiridos.
Entre estas medidas se contempla la adaptación de los tiempos para realizar los exámenes, incrementándolos hasta un máximo de un 35% sobre el tiempo previsto para el resto de los alumnos. También se puede adaptar el modelo de examen, el tipo y el tamaño de la fuente en el texto del examen.
A estos alumnos también se les permite utilizar hojas en blanco y hacer los exámenes de manera oral, situación que les ayuda en gran medida y les da tranquilidad. Otra medida para facilitarle los exámenes es realizar una lectura en voz alta de los enunciados de las preguntas al comienzo de la prueba y que ésta se haga en un aula separada para evitar distracciones.

Una lotería increíblemente maravillosa.

Hoy me regalaron un libro cuyas páginas me transportarán hacia un mundo de aromas, sabores y emociones.  Emociones he pasado esta semana, bueno, la verdad es que llevo meses.

La persona que me lo regala ha sido una compañera de trabajo que durante nueves años ha confiado plenamente en mí. ¿Sabéis lo qué es eso en el mundo laboral del funcionariado? Una lotería increíblemente maravillosa. Me siento afortunada y, tal como se lo he dicho, eternamente agradecida por ello. Una por mucho que estudie para entrar en la Administración local, no sabe nada hasta que estás dentro y te empapas del vocabulario y de los procedimientos administrativos y del poco compañerismo y…. Ella ha sido mi guía, mi mejor libro, siempre dispuesta, paciente. No sé cuándo volveré a encontrarme con otra compañera o compañero similar, pero sí sé, que lo poco que pueda saber miraré de compartirlo con quien quiera aprender, porque así me lo has enseñado tú. Y espero mejorar en lo que para mí, es tu arte:

12346303_1323484881000803_3559340215427634992_n

Ya es sabido que en la Administración pública hay muchas pirámides. Lo que peor llevo es el protocolo. Tanto rango y tener que ir con pies de plomo para según con quién no decir lo que realmente piensas.

Con ella jamás he tenido este problema, y eso que es del piso de arriba como yo digo jajaja pero me ha enseñado, no sólo lo que me correspondía saber por mi categoría, sino más, sin temor a que pudiera saber tanto o más, como suele ocurrir en el mundo laboral.

Para mí, no hay mejor paga extra, que alguien como tú me diga cosas como “Tienes capacidad, eres intuitiva e inteligente”. El reconocimiento a un esfuerzo.

Ahora que mi hijo tiene la edad del pavo y que se expresa tal como le viene a la boca, comentándome cosas algo irrespetuosas de algún profesor, siempre le digo que ese “X” le está enseñando cosas que él no sabe y que solo por eso tiene que respetarlo.

Hoy, y eso también te lo he dicho, me siento como ese niño que se queda en la puerta del colegio y ve como su padre o madre se van y lo dejan allí, sólo. Sé que suena egoísta, lo siento. Tú llevas encima años de trabajo y eso tiene su recompensa: la esperada y deseada jubilación.

Disfruta mucho Marga, con la energía que te caracteriza, de cada momento de esta nueva etapa, de tu compañero de viaje, tus hijas, nietos, tus hermanas. Y tal como dices “Seguiremos en contacto”