EL DOLOR TAMBIÉN ENSEÑA

El dolor no se mitiga con el olvido y el silencio…

Memorias de una princesa

6-isabel-guerraHablemos del dolor. De las cosas que silenciamos, pero que quisiéramos gritar a los cuatro vientos. Hablemos de nuestro estado real. Hablemos del pasado, de nuestra crónica sensación de soledad. Hablemos de cómo nos sentimos. Hablemos de las personas que se marcharon, de los abrazos que jamás llegaron, de las palabras que quisimos oír, pero que fueron sustituidas por un profundo vacío. De los golpes que nos marcaron. Hablemos de recuerdos que torturan. De asuntos que ocurrieron, pero que intentamos por todos los medios negar, tal como la noche le niega al sol su esplendor. Hablemos del consuelo. ¿Dónde hallarlo? Hablemos de esperanzas que se desvanecen, de deseos que no se cumplen. Porque no, el tiempo no cura las heridas, sólo las adormece. Y el dolor no se mitiga tan sólo con el olvido y el silencio. Hablemos del dolor. ¿Por qué callarnos…? A veces, es necesario desahogarnos. Porque el…

Ver la entrada original 90 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s