Árbol de mi alma

arbol de mi alma

Como un ave que cruza el aire claro
Siento hacia mí venir tu pensamiento
Y acá en mi corazón hacer su nido.
Ábrese el alma en flor: tiemblan sus ramas
Como los labios frescos de un mancebo
En su primer abrazo a una hermosura:
Cuchichean las hojas: tal parecen
Lenguaraces obreras y envidiosas,
A la doncella de la casa rica
En preparar el tálamo ocupadas:
Ancho es mi corazón, y es todo tuyo:
Todo lo triste cabe en él, y todo
¡Cuanto en el mundo llora, y sufre, y muere!
De hojas secas, y polvo, y derruidas
Ramas lo limpio: bruño con cuidado
Cada hoja, y los tallos: de las flores
Los gusanos del pétalo comido
Separo: oreo el césped en contorno
Y a recibirte, oh pájaro sin mancha
¡Apresto el corazón enajenado!

José Martí

Poema que enlaza el ser humano, en este caso el autor, con la naturaleza a través de las imágenes o los símbolos que nos muestra un árbol diferente a lo concebido como tal. Éste es el protagonista de la historia que lo envuelve. Un poema más donde sentir el amor, por completo: el hermoso y el dramático. Hay un paralelismo entre lo que se siente con el amor y lo que representa que pasa en el árbol. Enamorarse es el nido que se hace en el corazón, en el árbol. Y a continuación, enumera lo que sucede cuando nuestros sentimientos se abren, nos abrazamos, temblamos, deseamos, nos entregamos a la persona, dejando atrás el pasado,  limpia y separa, para recibir el nuevo amor sin mancha, renacido para cuidar su vida y el amor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s