CAPRICORNIO, LA CABRA (Del 22 de diciembre al 20 de enero)

capricornio-FIGURA

Entender el carácter de Capricornio es difícil. Encontraremos un Capricornio en cualquier parte donde tenga oportunidad de progreso o de mejorar, avanzar y sacar adelante sus ambiciones secretas. Por ejemplo, una reunión social de nivel de ingresos medio tirando alto. Concretamente en la última fila, observando calmo y silencioso a las personalidades resplandecientes, encantadoras, agresivas y brillantes que  le rodean. Físicamente puede ser macizo y musculoso, pero también nervioso y delgado o regordete y blando, pelo lacio, fino y negro. Pero sea cual fuere la configuración de su cuerpo, la Cabra dará la impresión de estar arraigada en su sitio, hasta que se decida a cambiar de lugar. Suelen ser de pies fuertes, y les gustan los zapatos prácticos. Su voz es suave y sedante, y probablemente encontrarás en ellos una gentileza halagadora y persuasiva. Capricornio puede parecer tan inofensivo como una almohada de plumas, pero es resistente como una armadura. Trabaja persistentemente, sin pausa, y se las arreglan para digerir insultos, presiones, decepciones y obligaciones con tanta calma como la cabra digiere latas oxidadas, vidrios rotos y cartones. Como ella, tiene el estómago de hierro, y sus cuernos son peligrosos.

Sienten una gran admiración por quienes han subido antes que ellos a la cima de la montaña y han establecido las normas del viaje. Respetan la autoridad y honran la tradición.  Es demasiado prudente para hacerse enemigos innecesariamente. Se someten, asienten, se adaptan. ¿O simplemente dan la impresión de hacerlo? Capricornio deja que los demás se le adelanten, pero suele ser él quien llega primero, contra toda lógica.

Entre ellos hay algunos que son deliciosamente románticos, pero no dejarán que sus emociones les impidan ver los hechos, si son saturninos típicos. Si Capricornio escribe un hermoso poema, lleno de imaginación y de ilusiones, el tema será concreto y la puntuación impecable. Irá derecho al grano, sin que jamás su sentimiento se derrame por los bordes. Si quieres ganarte el respeto de la Cabra, no desafíes las convenciones.  Las escenas en público y los incontrolados estallidos pasionales les hacen sentir incómodos.

Puede ocurrir que Capricornio  se niegue a trabajar si no es en un puesto clave. Se convierte entonces en una Cabra obstinada que insiste en empezar desde el último peldaño de arriba, el lugar que en su sentir le pertenece. Como es natural, una actitud así tiene como resultado una persona sombría, pesimista, egoísta y fría, imposible de satisfacer. Pero un buen par de golpes suelen ser suficientes para que se encamine por la buena senda.

Los nativos de Capricornio se muestren de jóvenes más satisfechos que cuando envejecen, porque de jóvenes hacen ídolos de los antepasados y los mayores; el respeto por la sabiduría de la edad y de la experiencia es innato en la naturaleza saturnina, y cuando maduran y aquellos ancianos han desparecido,  las locuras de las generaciones actuales pueden ser causa de miedo y perplejidad para la Cabra, con su carácter conservador. Por lo que podemos encontrar en su madurez  un Capricornio  de comportamiento frustrado, o por el contrario, se haya adaptado y acepta alegremente todas las diversiones y bailes de última moda.

Normalmente las Cabras tienen bastante con ocuparse de sus propios asuntos. No es frecuente que den consejos que nadie les pide, pero si deliberadamente recurres a su sabiduría práctica, sin titubear te aconsejarán con toda seriedad. Además, esperarán que aceptes su consejo; si no eres capaz de seguir su ejemplo, Capricornio no perderá mucho tiempo tratando de enseñarte y no se sentirá inclinado a compadecerse de ti.

Es raro que la Cabra se precipite en los negocios o en el matrimonio si no está bien preparada, financieramente en el primer caso, emocionalmente en el segundo. Son gente capaz de hacer cosas extrañas por alcanzar seguridad. La idea de la vejez es una constante en la mente saturnina.

De pequeños, los niños de este signo tienden a ser más débiles y enfermizos que otros chicos, pero tanto las fuerzas como la resistencia a la enfermedad se incrementan con la edad. Podemos encontrar nativos de este signo centenarios.  Los Capricornio que deseen evitar la enfermedad tendrán que hacer mucho ejercicio al aire libre y cultivar una actitud más positiva y extrovertida. El aire fresco del campo y las frescas brisas de la tolerancia pueden hacer milagros con la salud saturnina. Pueden sufrir fracturas en piernas y brazos. Las rotulas, articulaciones y huesos son áreas vulnerables; otros, frutos de la melancolía saturnina, son las parálisis psicosomáticas, intensos dolores de cabeza e infecciones renales. Si consigue evitar las largas enfermedades que tienen su origen en sus prolongadas depresiones, la tenacidad vital de Capricornio es notable.

Es un ser tan tímido y dulce, un poco testarudo tal vez. Una persona tan segura, en quien se puede confiar, y que le halaga agradablemente a uno. Capricornio se vale de tus propias debilidades, ínfulas y celos para hacerse fuerte.

El Capricornio persigue ser el líder, con cautelosa prudencia, bondadosa pero tenaz, resguarda el pasado del descuido y protege de la confusión el presente, para que tú puedas construir sin riesgos el mañana.

El hombre Capricornio: Está rodeado por una pared de ladrillos que él mismo se construyó. Es tímido, pero fuerte y recio; agradable, pero orgullosamente ambicioso. Viven ante el deseo que querer hacer las cosas de un modo  y no pueden por estar sometidos al severo Saturno que exige tranquilidad y seriedad. Habrá ocasiones en que Capricornio ocultará su frustración bajo actitudes bruscas, y otras en que te sorprenda con un humor inesperado e incongruente, siempre de tipo irónico y descreído. Las gentes de Capricornio pueden ser aburridísimas cuando se ponen en trance de hacer bromas secas y retorcidas.

Halagar a un Capricornio puede ser, si más no, decepcionante, pero no debes engañarte, la especialidad de la Cabra es el autoengaño. Ante ese halago no creas lo que ves a simple vista. Necesita desesperadamente que le digan que es bueno, inteligente, buen mozo, deseable e interesante, pero como no suele dejar ver su necesidad, no son muchas las orquídeas que recibe y por eso no “reacciona” correctamente cuando sucede.

En su juventud serio como un búho, al madurar va relajándose gradualmente y, si es un auténtico Capricornio, puede terminar siendo el hombre de aspecto y comportamiento más juveniles del grupo. Aun si comete algunos pecadillos menores en la época de su tardío florecimiento, nunca los pondrá por delante del fuego del hogar, de los hijos y de ti. Los lazos familiares le inspiran un sentimiento muy próximo a la reverencia, y esto es válido para la familia que ha creado contigo y para su familia de nacimiento, que desde la infancia ha sido para él objeto de devoción. Así que, de nada te serviría ofender a su madre o mostrarte fría con su hermano; prepárate a amar a tu familia política, aunque sean tan dignos de amor como un cactus. No solamente él los defenderá, sino que, si extremas las discusiones, la tensión impuesta por la lealtad a las dos familias puede ser causa de que se ponga taciturno y sombrío… y nada hay menos deseable en este mundo que un Capricornio taciturno y sombrío. Tal vez des con alguno que exprese abiertamente su desdén por sus parientes o que haya cortado con amargura los vínculos familiares, sin haber vuelto nunca a mirar hacia atrás, pero si rascas la superficie de tal independencia, encontraras en su pasado alguna profunda herida emocional, causa originaria de un comportamiento tan atípico.

La Cabra elegirá una muchacha capaz de ser buena madre. Además, tendrá que ser buena cocinera y ama de casa. También deberá vestirse bien para impresionar a sus relaciones comerciales y a sus amigos, y si esta un peldaño por encima de ellos en posición social, modales, educación e inteligencia, será preferible. Finalmente, Capricornio hará un rápido estudio para asegurarse de que sea bella o de que resulte físicamente atractiva. Casi puedo asegurarte que si no pasas el examen de su familia, Capricornio no se casará contigo.

Después que la familia te haya propuesto matrimonio –quiero decir, después que te lo haya propuesto él–, empieza a poner los puntos sobre las íes. Con firmeza. Hazle saber que su gente te encanta, pero que es con él con quien quieres compartir mesa y lecho. De otra manera, te pasarás más de un sábado por la noche cocinándole la cena a su tío Charlie o ayudando a su hermanita menor a superar los dolorosos trances de la adolescencia. No esperes que te diga cuánto te ama: el piensa que deberías estar segura de lo que siente por ti. ¿Acaso no te mantiene, además de rendirte el homenaje de dejar que seas la madre de sus hijos, le barras los suelos y lustres los trofeos que él consigue?

Capricornio detesta el divorcio, de manera que esta actitud no es muy frecuente, pero cuando sucede, es definitiva. En una palabra: cuando se hartó, se hartó.

Como padre, será Padre, la personificación literal de la palabra. Estará siempre a la cabecera de la mesa, Exigirá respeto y obediencia, e insistirá en las rutinas y en la disciplina, pero lo compensará con una dedicación sincera y hasta de sacrificio. Si es un poco estricto, piensa que a la larga ellos se beneficiarán, siempre que papá no se exceda. Cuando sean los nietos quienes salten sobre sus rodillas, se habrá vuelto sorprendentemente tolerante. Los abuelos Capricornio son estupendos canguros.

La mujer Capricornio puede ser ultrafemenina, coqueta y encantadora pero, también puede mostrarse gélida, silenciosa y distante, tranquilamente instalada en su pedestal de mármol mientras te desafía a que tengas la habilidad suficiente para ganar su distinguida mano. Da igual cuál pueda parecer su personalidad, la meta es la misma: una acerada determinación de atrapar al hombre justo, de hacerla sentir orgullosa y de ser buen padre para sus hijos. Las metas de Capricornio son la seguridad, la autoridad, el respeto y la posición. A la mujer Capricornio le gusta que la reconozcan ya sea por su talento artístico, como maestra etc.. Una vez más, el objetivo de la Cabra es trepar y si  llegara el momento sacrificará su carrera al matrimonio, solo tendrás que ofrecerle la oportunidad de brillar en sociedad y ser la dueña de una casa bien puesta y su interés por el trabajo disminuirá. Si hay seguridad económica suficiente, no le importará disfrutar de esposa y dejar de trabajar.

Uno de sus rasgos más típicos es su natural aristocracia, la gracia de sus modales. La Cabra parecerá dotada  de un temperamento más equilibrado y de más estabilidad de lo que realmente tiene. Su modalidad puede convencer de que es tan firme como una roca, y de que nada puede conmover la calma de su superficie, pero la verdad es que está sujeta a muchísimos cambios anímicos, pudiendo caer en períodos muy negros y prolongados. Sentir miedo al futuro, preocuparse por el presente y sufrir dolor por el pasado, desencadena pesimismo y depresiones de raíces muy profundas.

Les cuesta aceptar las continuas bromas, sobretodo de asuntos importantes. Es mejor  elogiarla frecuentemente, de manera sincera porque de lo contrario se daría cuenta, y hacerle ver así que comprendemos su verdadero valor.

Le es difícil relajarse en situaciones románticas, aparentemente fría pero su deseo físico intenso surgirá cuando  esté segura que tú eres el hombre adecuado, con economía firme. Mientras llega ese momento no esperes verla satisfacerse de relaciones superficiales.

Será escrupulosa en lo social, pendiente de la etiqueta, de las cosas correctas y respetará la tradición.

Tienen una belleza peculiar y fresca, de cutis sensible, no usan demasiado maquillaje, que tampoco necesitan por tener una belleza natural. Tímida y se siente insegura de su apariencia, por eso la necesidad de oir continuamente que son bonitas, y rara vez confiesan su edad, cosa que pueden hacer porque de niñas parecen ancianitas y después florecen súbitamente para convertirse en mujeres que tras haber pasado la primavera de la vida tienen el aspecto de muchachas.

De igual manera que en el hombre Capricornio, en la mujer pasa lo mismo, quien se case con ella también lo hace con sus parientes (Chico, llegará el momento que en lugar de reirte de los chistes de las suegras, llorarás jaja) Vale más que te resignes a halagar a tu suegra, y esperemos que sea una mujer sensacional y que se lo merezca. Evita hablar de política con el padre de tu chica, no critiques a sus hermanos y si lo haces que sea de modo constructivo.

La mujer Capricornio siente la responsabilidad de cuidar de los suyos y ni el amor más ardiente evitará que eso no suceda. Siempre tendrá una o dos habitaciones de huéspedes para los familiares. Que la mujer Capricornio tenga tanta consideración por su familia ayuda a que sea comprensiva cuando es la familia del marido quien necesita la ayuda de éste. Cuando presentes a la mujer Capricornio a tu familia, mamá estará encantada con ella. La mujer Capricornio será excelente esposa, y exigirá que sus hijos sean educados con la família y los mayores, y les enseñará excelente modales, sin permitir la desobediencia. Un poco estricta pero siempre a punto para escuchar los logros conseguidos. Pueden surgir dificultades de comunicación cuando sus hijos lleguen a la adolescencia, y se produzca el choque del conservadurismo saturnino con el liberalismo juvenil.

La buena música la conmueve profundamente y le fascinan casi todas las formas de arte.

Será incansable en  su defensa de los pobres y los desvalidos, pero es posible que prefiera concretar su caridad a través de esfuerzos de grupo , más bien que individuales.

Anuncios

10 comentarios en “CAPRICORNIO, LA CABRA (Del 22 de diciembre al 20 de enero)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s