LIBRA, LA BALANZA (Del 24 de septiembre al 23 de octubre)

libra

¿Ese cuadro  de la pared está torcido? ¿el volumen de ese televisor está algo elevado? No sufras, Libra sin ánimo de ser grosero, enderezará el cuadro y apagará el televisor. No soporta las aglomeraciones y mira siempre de mediar en rencillas ajenas y arreglar disputas, aunque también puede tomar partido en una discusión, por puro gusto de oponer criterios y buscar la verdad. Lo de recibir órdenes no va mucho con Libra, es afable, cordial, sumamente inteligentes y a la vez ingenuos y crédulos. Inquietos, pero sin precipitarse.

Digamos que es un signo de incongruencia frustrante, detalle que nos intriga a todos incluso a los mismos Libra.

Para hacernos una idea, una balanza mantiene el equilibrio a base de subir y bajar  los dos platillos hasta emparejarlos. Así podríamos decir que es Libra, la mitad del tiempo es dulce, gracioso y encantador, y la otra mitad (el otro platillo que baja) fastidiosa, pendenciera, terca, inquieta, deprimida y confusa. En un platillo hay nítidas y doradas hojas que evocan el fresco clima otoñal; en el otro ramilletes azules de tímidas violetas empapadas por la fragante lluvia de abril. El desequilibrio nos da del optimismo al pánico silencioso (aislamiento y depresión).

Libra negará inmediatamente la indecisión de su carácter. Y es que tú, no sabes que a Libra puede llevarle horas tomar una decisión, pero, una vez llega a una conclusión se aferrará a ella. Y, prepárate, porque ya le has dado un motivo para empezar una discusión. Así que, un Libra discutirá las características de su signo, planteará objeciones a sus rasgos astrológicos, pero solo por eso demuestra que  es fiel a su signo solar.

Físicamente hablando, no hay un rasgo típico de Libra, a no ser el hoyuelo de Venus.  Los hoyuelos, generalmente un par de ellos en cada mejilla o uno en el mentón. Puede que no los tenga en la cara pero sí en la rodilla. De rasgos regulares y equilibrados, expresión placentera, su rostro  hace pensar, en una caja de bombones o en un bizcochito azucarado. (sí, ya sé que te encanta eso) Aún enojado su aspecto será tranquilo. Su voz, dulce y clara como campanas, y raramente su dueño la fuerce hasta convertirla en un ruido chillón o desagradable, sí puede decirte “Me tienes harto y te voy a romper las narices” dulcemente como si entonase un villancico. Y con su sonrisa, no podemos obviarla, sonora y cantarina.

De pelo rizado, con curvas y no necesariamente gordos. Hablan hasta por los codos, monopolizando la conversación, pero también saben escuchar de forma fascinante y con halagador interés. La mayoría, se mantienen mental y físicamente sanos. La amenaza para su salud es los excesos de todo tipo (comida, bebida..) pudiendo padecer úlceras, ya sea por abusar  del sistema digestivo o  la turbulenta estructura emocional.  El pecho, zona delicada. Si están enfermos, el remedio será un descanso muy prolongado, sin emociones que alteren, con libros, música y palabras sedantes.

¿Nos vamos haciendo una idea de quién es Libra? Ese, ocioso,  que conocemos que está siempre muy ocupado hasta altas horas de la noche pero que se despertará resplandeciente. Aunque puede que instantes después se desplome en una silla y diga que no puede más y evitará mover un músculo, así que si andas cerca, prepárate para llevarle un vasito de agua. Digamos que en ese momento la batería de Libra está al 5%. Cuando vuelva a tener una batería llena, será de nuevo el Libra lleno de energía, trabajador como una mula, planificando su tarea con armónica facilidad.

Sí lo sé, hasta este punto de la lectura, parece que los nativos de Libra sean dos en uno. Por eso, cuando se habla de algún conocido nacido en este símbolo podemos encontrarnos que nos contradigan. No son duales como Géminis que tienen un completo cambio de carácter. Libra está constantemente, por turno, profundizando primero en una emoción y luego en la otra.

Odian la exageración y les molesta los despliegues de pasión y de ira, aunque si se les presiona más de lo que pueden soportar, ellos mismos pueden caer en esos extremos. Tiene  una capacidad de concentración fantástica, amantes natos de los libros  dueños de una nutrida biblioteca. Les encantan las armonías de sonidos, colores, la poesía y la propiedad en el uso del lenguaje, oral y escrito.

Anuncios

Un comentario en “LIBRA, LA BALANZA (Del 24 de septiembre al 23 de octubre)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s