En el cementerio de Nunhead.

Es la arcilla la que une la tierra a su azada;
Llenando fosas año tras año:
Los otros se han ido; agotados,
Pero yo deseo permanecer aquí;

No hay otro lugar para mí.
He visto este sitio desde las ventanas del tren,
Cortado contra el cielo,
Lloviendo contra mi rostro.

Hay algo horrible en todas las flores;
En ésta en particular, deshecha en mi mano,
Es una de las tantas que te han honrado;
Y no vivirá otra hora pues hay cientos como ella;
Nadie extraña a una rosa muerta.

Yo permaneceré aquí;
Donde el cielo aún puede verse;
Donde las casas se pierden en caminos altos;
Donde no hay nadie con quien hablar
A pesar de que todos aquí pronto estarán;
Justo encima de los campos donde las rosas crecen.

In Nunhead Cemetery, Charlotte Mew (1869-1928)

Charlotte Mew (1869-1928)
Anuncios

4 comentarios en “En el cementerio de Nunhead.

  1. Mara:
    Hermoso el poema que nos presentas, porque las rosas siempre estarán allí. He puesto un enlace de tu blog al mío para que mis seguidores puedan conocer tu trabajo.
    Saludos,
    Cecilio

    1. Me alegra que pienses así, descubrí a Dirk Maassen por casualidad, y me encanta. Tiene música entre melancólica y romántica. Gracias por tu comentario. !Vuelve cuando quieras¡

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s