LEO, EL LEÓN (Del 24 de julio al 23 de agosto)

leo

Este felino extiende simultáneamente su arrogante orgullo y su espíritu juguetón, consiguiendo así salirse con la suya. Leo es una persona que tiene un corazón de egotista, creyéndose que te rige a ti y a todo el mundo. Si le contentas, ronroneará. De lo contrario, sufrirás un susto de muerte con sus rugidos. La falta de respeto le pone ciego de furia. Cuando no se respetan su prudencia y su generosidad, se siente muy herido y solo se suavizará con halagos. Son gente que viven a la última moda, que le enferma la oscuridad tanto como el aburrimiento. Los Leo no son introvertidos, pero sí los hay que se lo hacen y para descubrirlos, solo tienes que quitarle algo de lo que él esté convencido de que por derecho le pertenece, dale órdenes y no le demuestres respeto. Desafiar a un Leo cuando él defiende sus derechos y su dignidad es de valientes. Ni con el avance de la edad, verás a un Leo agachar su orgullosa cabeza.
Los leones caminan erguidos y orgullosos. Poseen un aire de mando, porte majestuoso, deliberado en sus movimientos y en sus discursos. En un grupo no te pasará mucho tiempo inadvertido, ya que será el centro de la atención. Normalmente, lo que dice es lo que siente.
Las leonas lo hacen combinando la gracia flexible con una intensidad oculta y estremecedora, que se disimula bajo una naturaleza suave, serena y estable, pero, si se siente amenazada estará preparada para saltar.
Podemos encontrar muchos Leo con ojos azules, pero entre las mujeres sobretodo, también los hay con ojos color castaño oscuro. Pelo oscuro o rubio rojizo, ondulado por lo general o implacablemente alisado.
Les encanta dar consejos gratuitos y decirte con aire de superioridad y condescendencia, cuál es la forma exacta en que deberías ordenar tu vida. De ahí, que hayan tantos educadores, políticos y psiquiatras dentro de este signo. Lástima que no puedan arreglar sus propios asuntos con la misma facilidad y elegancia.
Leo es intensamente astuto, excelente organizador y distribuidor de obligaciones. Vamos un ordeno y mando a toda regla y además efectivo.
Y es precisamente este fiero orgullo, lo que hace pedazos muchos romances y matrimonios. Menos mal, que la tendencia a perdonar y olvidar son parte de la naturaleza íntima de los grandes felinos, por lo que son también frecuentes las reconciliaciones. Los leones necesitan estar enamorados.
Algo que hay que evitar es ofrecerle ayuda financiera, no son cuidadosos con el dinero y con frecuencia pueden ir sin un centavo. Eso sí, si alguien le pide un préstamo, es capaz de endeudarse más antes de admitir que el Rey no está en situación de ayudar, pero siempre como último recurso, pues para Leo es mortificante recurrir a alguien en cuestión de dinero.
Propensos a fiebres altas, accidentes, enfermedades agudas y violentas. Puede ser que transmitan tener una salud de hierro como quejarse de que no durarán mucho.
Se recuperan rápido siempre y cuando no descuiden su salud o se levanten demasiado pronto cuando ha estado enfermo.
Les gusta bastante el chismorreo y se sienten heridos o excluidos si a su alrededor sucede algo que ellos no entienden.
Leo es un amigo orgullosamente leal, enemigo justo pero poderoso, creativo, original, vital y fuerte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s