MADEIRA

Este año hemos hecho de turistas en esta isla, situada en el Atlántico, en la región Macaronesica a 500 km. de Sta. Cruz de Tenerife y a 1000 km de Lisboa. El archipiélago lo componen Madeira, Porto Santo y As desertas. Para ir a Porto Santo es necesario un ferri y el viaje dura dos horas y media aproximadamente, nosotros no fuimos porque sale algo caro pero por las imágenes, creo que merece la pena ya que es de las pocas playas de arena blanca de 9 km de longitud.
Madeira es muy montañosa y por lo cual llena de túneles, algunos como el de la Encumeada con desnivel de hasta 15%  y que al salir de él desciendes vertiginosamente. Si te gusta el senderismo disfrutarás de sus levadas, acequias habilitadas para los caminantes, con paisajes verdes y el agua como protagonista. Su clima varia a medida que la recorres, puedes tener un sol radiante, como luego estar nublado y hacer fresco. Durante la semana que estuvimos su clima  subtropical nos regaló una temperatura genial.

Nosotros  estuvimos en Funchal, concretamente en la zona tranquila de Lido, lleno de hoteles, restaurantes aptos para todo tipo de bolsillo y como no, lleno de pendientes pronunciadas. Su “Praia” apenas tiene arena, adaptada para tomar el sol en el cemento y acceso ya sea con escaleras o una pequeña pendiente cimentada para entrar en el mar.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAAusente casi de tierra. Playa zona Lido

Funchal está al sur de Madeira entre plataneras y maravillosos jardines, con flores preciosas como  las que podemos ver en el Jardín Botánico.

Jardin Botánico Jardin BotánicoJardin Botánico Jardin Botánico Jardin Botánico Jardin Botánico

En Funchal se puede practicar actividades como surf, bucear en sus cristalinas aguas, pasear en barco para ver delfines  y ballenas, excursiones por sus montañas llenas de bosques con fragancia a eucalipto. Desde Funchal hacia la costa Oeste, encontramos Ponta do Sol y Calheta, en esta última con playa de arena blanca, protegidas ambas localidades por las colinas más suaves de Paul de Serra.

Madeira - cascadas carretera Madeira cascadas

Con los ahorros que hicimos durante el año a base de monedas de 2 € pagamos el alquiler de un coche para tres días. Consejo: que el coche tenga fuerza para subir esas pendientes o de lo contrario armaros de paciencia. El primer día fuimos al pico de Areiro de 1818 m, tuvimos que dar un pequeño rodeo (Poiso) pues estaba prohibido subir por Monte debido a los incendios.  Es un paisaje pelado, la mayor parte quemada de anteriores años.

Vistas Vistas Pico Areeiro Pico Areeiro Vistas desde Pico Areeiro

El segundo día decidimos hacer la zona del Este, Machico, Cañizal, San Roque de Faial, Santana, Ponta Delgada, San Vicente.

Vistas Ponta Delgada Vistas Ponta Delgada Vistas Ponta Delgada

Y el tercer día recorrimos la parte Oeste, desde Funchal, Camara de Lobos, Ribeira Brava dirección  Serra de Agua, San Vicente, Seixal,  para obligada en Porto Moniz, comida y bañito en sus piscinas naturales formadas por piedras de lava, y volvemos parando en Jardim do Mar, Calheta.

Vistas Costa Madeira Vistas Costa Madeira Vistas Costa Madeira Vista pueblo Jardim Do Mar Vista Piscina natural de Porto Moniz Seixal Vistas Seixal Seixal

El cuarto día ya sin coche de alquiler, decidimos ir al Jardín Botánico, y una vez visto un sinfín de plantas y el parque de aves que hay anexo, subimos al Teleférico dirección a Monte. Debido al incendio sufrido es desagradable la olor a quemado pero allí podemos ver el espectáculo típico de la bajada en carros de mimbre por empinadas cuestas. La vuelta en el Teleférico desde Monte nos lleva hasta Funchal, pudiendo observar el contraste de casas desde las más lujosas a las más modestas. El taxista que nos llevó al Jardín Botánico nos comentó que la facilidad para construir torres en la montaña es debido a la política corrupta del país (ahí queda eso..)

Obra de Arte calle de Funchal Bajada en carros de mimbre - Monte Isleños vestidos de ropa blanca y botas para frenar y maniobrar el carro- Monte Vistas Teleférico hacia Monte Vistas Teleferico hacia Monte Vistas Teleferico hacia Funchal

Espero que os haya gustado igual que a mí. Sus pendientes me recordaron Tenerife, pero es un isla bonita y si te gusta caminar seguro que te enamora.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s