LA VUELTA AL COLE

Después de las vacaciones, donde todos nos relajamos más, sin prisas para ir a la cama ni tener que madrugar, llega el reajuste. No sólo el despertador entra en escena, también hay cambios para los niños como son nuevos profesores, nuevas materias, más responsabilidades…

Personalmente, tengo muchas ganas que empiece todo, llegue la normalidad pero, también tengo mucho miedo por el curso que empieza: 6º de Primaria, es creo, el curso donde se aprende definitivamente a estudiar, se adquiere la responsabilidad y el conocimiento de que si no se estudia bien no se aprueba “bien”. Nunca he traumatizado ni exteriorizado el sentimiento de temor a los inicios del mundo escolar (guardería, colegio, excursiones, comedor…) para evitar así, asustar a mi hijo. Pienso que la reacción de los niños, en gran parte viene motivada por lo que perciben de nosotros. Si actuamos “fríamente” con falsa naturalidad, dándoles a entender que es algo necesario para su desarrollo, que aprenden cosas que les ayuda a ser autónomos, a hacerse “mayores” creo que nos evitamos agudizar los nervios irremediables que se tienen ante lo nuevo.

Pero este año sí estoy siendo algo exigente. Estoy haciendo todo lo que está a mi alcance, en la educación de mi hijo, igual que hicieron mis padres conmigo. El colegio debería ser suficiente para un chico de 11 años, pero no en nuestro caso. Desde los 4 años que todo son problemas. Retraso en el inicio de la lectura: problemas ópticos; falta de concentración: posible dislexia..

Los problemas siguen, tienen que madurar y entender que el colegio es un lugar de estudio, donde la diversión mengua a medida que uno avanza, y aumenta la responsabilidad, la atención en clase…

Soy exigente porque sé que puedo serlo. Pido colaboración y comprensión. Pienso el  porqué  mi hijo muestra falta de interés en según qué asignaturas. Por lo que a mí me concierne ya le he dado el tirón de orejas y le he explicado que ya no tiene edad para “calentar” la silla, que desde casa se hace todo lo que se puede por ayudarle y que él debería aprovecharse de este apoyo, pero… me pregunto si la maestra de dicha asignatura ha pensado su porqué. La educación es cosa de tres: escuela – niño – padres, y a veces me siento como si la educación recayera en los padres exclusivamente.

Anuncios

Un comentario en “LA VUELTA AL COLE

  1. Hola que tal me gusta tu blog y estoy muy de acuerdo con este post, hay que ser exigente, soy Juan Rivera Pascual que tambien llevo un blog en el que has dejado un comentario, animo con la educacion de tu hijo, estamos en contacto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s