DÍAS BUENOS Y NO TAN BUENOS

Lo noté en seguida que me desperté. Hoy sería un día difícil. Ni la ducha consiguió aliviar mi estado emocional. Si supiera cómo se siente una persona con resaca, podría afirmar que lo de hoy era un resacón. Supongo que hay días que puedes salir con tu máscara imperturbable y dejar las cosas arrinconadas de tal manera que no afecte en el resto de tus relaciones, sociales, laborables, familiares… Pero, todo tiene un tope, y como si de un juego se tratara cuando después de muchos ataques tus vidas van menguando, mi mente me estaba indicando que hoy estaba   al límite. Suerte una vez más del trabajo, que no te queda otra que centrarte en lo que haces, o estar “conectada” a tu entorno por si te piden que llames, que fotocopies, que no tengo papel… Ah¡ y como todo pastel, también mi día tuvo guinda, una de apoximadamente 2,2 mm y de derechas (qué chula ella)

En fin,  espero que mañana, el mismo sol  que lucía a primera hora de hoy y que brillaba en  un inmenso cielo limpio, estará también en mi ser…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s